50 años del Cassette

 Fue creado por Philips hace medio siglo y lanzado al mercado al año siguiente. Hoy está prácticamente en desuso por el CD, las descargas digitales y el mítico renacer del vinilo. Pero logró marcar una época y a varias generaciones dentro de la cultura de escuchar música .

Ya está más cerca del retiro que de ser usado y es mucho más probable encontrarlo en un muestrario de antigüedades que en la casa de cualquier persona, pero así y todo el cassette acaba de cumplir cincuenta años de vida y es hoy, muchas canciones y grabaciones después, recordado como el primer objeto que permitió la reproducción doméstica (e ilegal) y marcó, a caso sin quererlo, el comienzo de la crisis del mercado discográfico.

Medio siglo de sonidos, rebobinados y avanzados.

La “cajita” de grabación de sonido fue creada por Philips en 1962 y lanzada al mercado al año siguiente. No tardó nada en converirse en un modo de escuchar música, pese a que jamás logró alcanzar la fidelidad ni la fascinación del vinilo ni la calidad de su sucesor, el CD.

Sin embargo, esa práctica cajita plástica con cinta resultó ser mucho más cómoda y portable que un LP y en esos diminutos carreteles de cinta entraban muchos más temas que en los viejos simples. Para la década del 80, cuando ya se había producido una pequeña revolución en la calidad de las cintas y el audio, el cassette vivió su mayor auge.

Al mercado además se sumó la entrada de los cassettes vírgenes, lo que para muchos bien podría definirse como el primer paso formal en el largo camino de la piratería casera. Bastaba comprar un LP, y luego habría una decena de copias en cassette dando vueltas en miles de casa.

Enseguida llegaron los equipos doble cassettera, que ayudaron a perfeccionar el sistema y así lograr hacer copias de los propios cassettes. Con la llegada de los doble cassettera, surgieron quienes se dedicaban a compilar música y realizar los famosos enganchados que solían ser escuchados y bailados en las fiestas.

Tal vez por su notable incidencia en la vida cotidiana sea que, con su ocaso, el cassette dejó tras de sí innumerables rituales, como el de los largos minutos de trabajo con una lapicera para rebobinar manualmente o como aquellas esperas interminables a que la radio pasara “ese” tema para poder grabarlo. O la sincronización exacta que exigían los doble cassettera para copiar un disco o un tema. O el armado de compilados caseros con duración firmemente estipulada (60 o 90 minutos, más raramente 120).

Cuando salió al mercado, se vendían millones de discos pero todos sabían que al prestarlo a los amigos ese material sería copiado en cassette. En el plano comercial y de costumbres fue una verdadera explosión, porque los “vírgenes” costaban poco y empezaban a poder escucharse en dispositivos portátiles.

Cuando el cassette llegó al circuito comercial los discos eran la estrella de todas las bateas. Pronto permitió grabar los sonidos de la pasta al formato de la cinta y así piratear a gusto y en el hogar. La gran explosión, como se dijo, llegó en el preciso instante en que los vírgenes permitieron armar los famosos compilados de hasta 120 minutos.

Las compilaciones se creaban pasando largas horas con paciencia frente a la radio, esperando por la canción esperada para así soltar el botón de la pausa y dejar que los de “rec” y “play” hicieran lo suyo.

¿A quien mayor de treinta no se le trabó la cinta en el cabezal del equipo alguna vez, e intentó recuperar aquella grabación desarmando el cassette y cuidando siempre que no se fuesen a perder los tornillitos? ¿O quien no rebobinó la cinta utilizando una lapicera para que no se gastaran las pilas?

A raíz de la aparición del cassette en la vida cotidiana, surgió en el mercado un nuevo objeto de audio que para muchos se presentaba por aquellos años como un verdadero hallazgo del futuro: el walkman.

Este pequeño aparato que dio pie al fantástico mundo de poder escuchar música en cualquier parte, estando en movimiento o haciendo ejercicio, y sin molestar al resto valiéndose de los auriculares, fue sin duda uno de los disposituvos que permitió estirar un poco más la vida del legendario cassette.

Ya a los principios de los años noventa apareció otro hallazgo tecnológico con una calidad que, al menos en aquella época, parecía insuperable y difícil de imaginar: el CD, invento que revolucionaría al mundo de la música y así desplazaría al cassette, ya sin posibilidad de regreso ni siquiera como objeto de culto, como sí terminó ocurriendo años después con el LP.

Ahora, ya superado por el CD y las grabaciones en Mp3, quedó atrás incluso del objeto que presuntamente iba a liquidar: el disco en vinilo. Sucede que no es de avanzada tecnológica como el mp3 y no tiene carácter de culto como aún hoy conserva el vinilo. Su destino parece sellado, pero muchos corazones lo guardarán en su memoria. O en algún cajón de los recuerdos.

Adiós al walkman

A fines de octubre de 2010 Sony anunció que descontinuaba, definitivamente, la producción del walkman, el reproductor de audio creado por el ingeniero de la empresa Nobutoshi Kihara en 1978. Tal vez no sea exagerado decir que este dispositivo esté entre los más revolucionarios de los últimos 50 años. Cambió la forma de escuchar música, de compartir música y de relacionarse con la música. En el futuro un historiador de tecnología y su impacto en la sociedad podría ubicar al walkman como el génesis de un proceso que ahora se manifiesta en los mp3, iPod o YouTube. El walkman cambió un acto público y abierto a uno individual y aislado. De hecho, Kihara creó el Walkman a pedido del entonces co-chariman de Sony, Akito Morita, quién quería un gadget para escuchar opera en sus largos vuelos trans-pacíficos

El auge

A escala mundial, el cassette vivió su edad de oro en la década del ’80: en 1985 alcanzó al vinilo en números de ventas y poco a poco fue perdiendo peso hasta llegar a principios de los noventa, cuando pasó definitivamente a tener un uso casi nulo

Eclipse de CD

En 1992, la proliferación del CD eclipsó al cassette y comenzó una lenta caída hasta llegar a 2003, cuando la mayoría de las discográficas multinacionales dejaron de fabricarlo. Siguió con vida dentro del mercado exiguo de la música experimental, el noise y el indie-rock más radicalizado

Ventajas

Si hubiese que buscar señales de permanencia para el cassette en plena era digital, habría que encontrarlas en los bajos costos de producción y edición, en el diseño artesanal y en algunas ventajas de sonido
Mucha música en un solo bolsillo
Del gramófono y los cilindros de cera a los archivos comprimidos y dispositivos portátiles, un siglo y medio de registros sonoros en los hogares

Distintos tipos de reproductores

1877 | FONOGRAFO

INVENTOR: Thomas Alva Edison

Los cilindros grabables fueron el primer impulso a la industria de la música grabada. El primer tema reproducido fue “Mary has a little lamb”.Se vendían en cilindros y envasados en tubos ilustrados. En 1888 llegó el gramófono, que lo superó por su simplicidad y su sistema de amplificación.

Cuántos minutos de música almacena

Disco de 10″

4,5 minutos

1925 | TOCADISCOS

INVENTOR: Berliner

Basado en el invento de Berliner, de 1888, la grabación mecánica analógica se hizo eléctrica en la década de 1920 y se estandarizó en 1925. Luego los populares vinilos de 12 pulgadas generaron la revolución de globalizar el consumo musical. Permitían variar su velocidad: de 16 a 78 RPM. En el país la marca Wincofón se convirtió en genérico.

Cuántos minutos de música almacena

Disco de 12″

50 minutos

Entre ambos lados

1963 | REPRODUCTOR DE 8 PISTAS

INVENTOR: creado por Lear Jet

El cartucho magnético de 8 pistas, conocido en el país como “magacin”, aportó la compresión y gozó de gran popularidad a mediados de los 60 y los 70 gracias a un acuerdo con Ford y General Motors que lo incorporaban en sus autos.

Cuántos minutos de música almacena

Magazine

46 minutos

1963 | REPRODUCTOR DE CASETE

INVENTOR: creado y patentado por Philips

El casete compacto de cinta magnética aportó la posibilidad del registro casero y personal (el casete “virgen” como principal aporte frente al vinilo. También su tamaño, comodidad y duración. En 1979, la japonesa Sony crea el revolucionario y diminuto walkman que convirtió la música en portátil.

Cuántos minutos de música almacena

Casete

120 minutos

1980 | REPRODUCTOR DE CD

INVENTOR: creado por Philips y Sony

Con la llegada de la digitalización se dio un enorme salto cualitativo en la fidelidad del sonido: aunque se perdieron frecuencias se ganó en calidad de reproducción. Una virtud: se puede ir de tema en tema con precisión. Defecto: prometían no rayarse y durar para siempre. No era cierto.

Cuántos minutos de música almacena

Casete

80 minutos

MP3 (1 GB)

(En la actualidad, hay de 160 GB)

2001 | IPOD

INVENTOR: creado por Apple

Desde su creación se vendieron 275 millones de unidades. Sus virtudes son el diseño innovador, la capacidad de almacenamiento de 10 GB y su operatividad para manejar los archivos. Su seña característica es el dial con el que se maneja la información. Defecto: precio frente a competidores de otras marcas.

Cuántos minutos de música almacena

1.000 minutos

Fuente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s