Los alumnos de ESO catalanes deberán realizar servicios a la comunidad